Beneficios de las infusiones

Pueden gustarte las infusiones o tal vez no ser aficionado aún a ellas, pero al leer este artículo, te darás cuenta de los múltiples beneficios que puedes obtener de algo tan sencillo y económico, además puedes tenerlas en diversos sabores; tomarlas en frío o en caliente.

Una forma muy sencilla de poder bajar de peso y controlar el  “picoteo” entre horas, son las infusiones o té. Además, puedes combinarlas con zumos, hielo picado, un poco de miel, leche o bebidas vegetales. Existen múltiples formas de poder tomarlas y hay opciones visualmente muy atractivas, las cuales te ayudarán a verlas como recompensa y para compartirlas en momentos de “quedadas” con tus amigos y en reuniones familiares. Al tener tan bajo contenido calórico, puedes rellenar tu vaso y seguir disfrutando de todas ellas.

Algunas ideas para elaborar tus infusiones pueden ser: Canela, Piña colada, Limón, Coco, Frutas del bosque, Manzana y canela, Naranja, Fresa, Melocotón, Te verde, Te rojo, Maracuyá, Menta poleo, Rooibos, Picantes, Escaramujo, Sandía, Arándanos, Hierbabuena…

Beneficios de las infusiones
Existen múltiples alternativas a la hora de consumir infusiones, y algunas muy vistosas y apetecibles.

Las infusiones son bebidas elaboradas a partir de agua caliente o fría, con partes de plantas como sus hojas, sus flores, sus cortezas, sus semillas o, simplemente, plantas secas. Para su preparación, estas partes de la planta son sumergidas en el agua caliente, de manera que se infusionan desprendiendo su sabor, y aportando color y aromas al líquido, pero, ¿qué efectos tiene para nuestro cuerpo y mente?

Hidratación

Recuerda la importancia que tiene hidratar nuestro cuerpo y hacerlo de una forma adecuada y con agua de calidad, dado que nuestro cuerpo se conforma de un 70% de H20, por lo que una toma diaria es de vital importancia para nuestro día a día y el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Una forma muy sencilla y económica es utilizar un hervidor de agua, el cual funciona en el momento y se tiene ya preparado con el agua que uno desee en lugar de utilizar el microondas y evitar de esta forma sus radiaciones. Como dato curioso, en Inglaterra, podemos encontrar los hervideros de agua como parte de su cultura en todos los hoteles y casas por su tradición del té e infusiones y es inquietante como todo el mundo hace uso de ellos como nosotros de las cafeteras. Además dado que desprende el agua caliente en el momento, lo usan para sus cafés solubles, evitando el tiempo de tener que preparar cafetera y posterior limpieza como las radiaciones del microondas.

El agua cumple múltiples funciones como eliminar sustancias de desecho, ayudar al correcto funcionamiento de los riñones, regular la temperatura corporal, presente en reacciones metabólicas, visible en la piel….

Entendemos por hidratación la acción de ingerir líquidos con el fin de cubrir las pérdidas diarias que se dan a través del sudor, de la transpiración, de la orina, etc., y se recomienda que la principal fuente sea a base de agua, pero esta puede tomarse también en forma de tés o infusiones, que suman sabor.

Sabor agradable

Ya sabemos que ingerir líquidos es de vital importancia para nuestro organismo, pero en ocasiones, la ingesta de agua se nos dificulta dado que no tiene sabor alguno y nuestro paladar es exigente, por lo que no solemos tomar las cantidades diarias recomendadas. En general, todas las infusiones tienen un potente sabor y existen para todo tipo de paladares. Desde mas dulces a mas amargas o con toques especiados y exóticos; esta gran variedad nos permite escoger la que mas nos agrade y disfrutar de ella en cualquier momento.

También recordamos que no solo es una buena opción para las personas que quieren controlar su peso, cuidar su salud o simplemente disfrutar de una bebida sana y natural, sino que es un opción claramente óptima para aquellas personas que padecen una diabetes y les agrada los sabores dulces, dado que no llevan azúcar y pueden edulcorarlas y además, nos facilita las digestiones. ¡Son todo ventajas!

Plantas y tradición
Hay muchas plantas que se utilizan para hacer infusiones y cada una de ellas con sus propiedades únicas, excelentes para nuestra salud.

Plantas y tradición

Las plantas desde la antigüedad a hoy día, han sido y siguen siendo utilizadas para aliviar y tratar ciertos dolores. Normalmente, las infusiones son elaboradas a raíz de plantas a las cuales se les han otorgado beneficios únicos para la salud. Algunos ejemplos que caben destacar, son:

  • Menta: Se le atribuye la cualidades de aligerar y aliviar las digestiones pesadas, dado que tiene propiedades antiespasmódicas que actúan sobre los músculos del tubo digestivo, relajándolos. Aumenta la producción de bilis y ayuda a la expulsión de los gases producidos durante la digestión. Por ello, la menta, puede ser útil en las gastritis, comidas pesadas, dolores abdominales y flatulencias.
  • Valeriana: Tradicionalmente conocida por su acción sedante , disminución de la excitación nerviosa o alteraciones del sueño, gracias a la combinación de principios activos que la componen. Esta planta, contribuye a la relajación muscular y disminuye el estado de alerta, por lo que también se sugiere que pueda resultar beneficiosa en casos de estrés. Actualmente, se suele indicar en casos de ansiedad o insomnio, ya que se sugiere que ayuda a restablecer el sueño fisiológico. Usado por muchos estudiantes en época de exámenes.
  • Manzanilla: Conocida por sus propiedades en relación a la salud digestiva. Al extracto de esta planta se le otorgan propiedades antiinflamatorias, por lo que se sugiere su uso en inflamaciones gastrointestinales y tratamientos de la piel inflamada, así como acción antiespasmódica, razón por la que se indica en caso de cólicos y digestiones pesadas. Además, se le otorga, también, capacidad para aliviar los gases y la distensión abdominal, así como de ejercer un leve efecto sedante del sistema nervioso.

Hay multitud de plantas con compuestos activos que nos ayudan en el día a día.

Combinación de ingredientes

Combinación de ingredientes

En las infusiones, nos podemos encontrar diversos sabores; siendo a veces combinaciones de varias plantas e ingredientes generando sabores únicos. Dado que existe un amplio abanico de especias,  plantas, ingredientes…. Obtenemos una amplia oferta de todo gusto y para todos los paladares.

Drenante

Las infusiones, debido a su gran porcentaje de agua, pueden contribuir a ejercer un efecto diurético en el organismo. Además, algunas de éstas, como por ejemplo la “Cola de Caballo”, son conocidas debido a que tradicionalmente se le han atribuido propiedades drenantes y diuréticas que, complementan  con una correcta alimentación.

Bienestar y calidad de vida

A menudo asociamos el consumo de tés e infusiones con un momento de relajación y desconexión de nuestro día a día. Ese instante en que nos bebemos una buena infusión con un ser querido mientras compartimos pensamientos, ideas y vivencias de nuestra jornada; o cuando nos tomamos un momento para nosotros mismos mientras saboreamos una taza de té. Este pequeño ritual es un momento perfecto de relajación y bienestar.

Un buen hábito diario

Si tenemos en cuenta los puntos anteriores, podemos ver que una infusión puede ser un buen hábito a incluir en nuestro día a día. Los hábitos de cada uno definen nuestro estilo de vida e influyen en nuestra salud. Por ello, recuerda beber un agua de calidad, a poder ser alcalina y antioxidante, comer una dieta saludable prolongando los excesos, realizar una rutina de ejercicios y tomar la ingesta de agua recomendada.

¡Combina las infusiones con una buena alimentación, ejercicio físico y un buen descanso y disfruta de todos sus beneficios!

Cómo hacer una infusión

¿Cómo hacer una infusión?

  • Calentar el agua hasta que llegue a hervir, pero no dejar que siga hirviendo.
  • Verter el agua en algún recipiente como una tetera o una taza y añadir el té elegido. Si el té se pone sin usar ningún tipo de filtro, se deberá colar el líquido después del tiempo de reposo.
  • Cubrir la infusión. Es importante tapar la infusión para que no se evaporen los aceites esenciales o los principios activos de las plantas que conforman dicha infusión.
  • Dejar reposar la infusión. Las infusiones compuestas de plantas medicinales necesitan reposar aproximadamente de 8 a 12 minutos.
  • Es aconsejable no endulzar tu infusión. En caso de que no te guste el sabor sin una nota dulce, utiliza edulcorantes naturales como el azúcar moreno o la miel.
  • Si prefieres prepararlo bien frío puedes seguir los pasos arriba indicados pero preparando la cantidad que vas a beber durante el día con la cantidad equivalente al agua que utilices.
  • Si quieres endulzarla recuerda añadir la miel o el azúcar moreno cuando aún esté caliente para que se disuelva mejor.
  • Después de dejar reposar la infusión, déjala enfriar al aire e introdúcela después en el frigorífico.
  • Puedes servirla con hielo y con un poco de limón.

Por último os presentamos un producto para facilitarnos la preparación y disfrutar así de todos los beneficios de las infusiones:

https://www.aguanoah.com/productos/hervidor-agua/

Además aprovecha ahora nuestro cupón con un 20% descuento publicado en Facebook:

Ver oferta en Facebook