Vamos a conocer el ionizador de agua. El agua alcalina es obtenida gracias a la ionización que es un proceso donde se separan los minerales de tipo ácido. Pese a que hay varias formas de hacerlo, con resultados más o menos acertados, el ionizador sobresale por su gran rapidez, efectividad y facilidad en su uso.

El ionizador de agua se tiene que conectar, tanto al grifo como a la electricidad. Primeramente el agua entra en el ionizador, pasando por un filtro común, que retiene los sedimentos, bacterias, cloro, óxido y también se encarga de eliminar el olor.

El líquido que se obtiene de esta fase inicial es ya apto para el consumo de los humanos, aunque falta que se le añadan las propiedades alcalinas. Para completarlo, debe someterse a un proceso químico llamado electrólisis.

Cuando el líquido está filtrado, pasa por una cámara que cuenta con unas placas de titanio y platino, los cuáles se llaman electrodos. Todo esto puede ser positivo o negativo, encargándose ionizar los minerales disueltos, cargando eléctricamente los átomos que los componen.

De la misma manera que si fuera un imán, los minerales que están cargados negativamente son atraídos al electrodo positivo, pues dan lugar al agua oxidada o ácida. Por otra parte, los que tienen valor positivo van al electrodo negativo, lo que hace que se forme el agua alcalina o hidrogenada. La primera la desechamos por el desagüe, la segunda sale de la llave preparada para ser bebida.

Beneficios del agua alcalina/ionizada

El agua alcalina hay que dejar claro que proporciona muchos beneficios al organismo. A la hora de comenzar, ayuda a eliminar toxinas y evita que se acumulen de nuevo. A la vez, su uso se recomienda para pacientes que cuentan con males de estómago e intestino, como el caso de la diarrea crónica indigestión, gastritis y demás tipos de úlceras.

Si a esto le sumamos un estilo de vida saludable y una dieta balanceada, beber agua ionizada, será de gran ayuda a la hora de poder prevenir afecciones comunes como son la diabetes, dermatitis, hepatitis, insomnio, neuralgias, disentería, o colesterol alto.

El agua es un líquido fundamental para la vida. Si compras un ionizador de agua de calidad, vas a poder potenciar las propiedades que tiene. La inversión en algo beneficioso para la salud y la de tu familia merece mucho la pena.